viernes, 22 de julio de 2016

MI EXPERIENCIA CON EL BIOMAGNETISMO



En el año 2008  uno de mis lectores había sido  Emilio Guayasamín, aclaró que no es familiar mío, pero él se contactó conmigo a través  de País Canela y  me  converso que su padre, Gustavo Guayasamin fue el primero en introducir el Biomagnetismo en Ecuador y lo  había aprendido directamente del Dr. Isaac Goiz.   Un tratamiento que elimina prácticamente todo tipo de virus, bacterias y parásitos del cuerpo humano y  por las experiencias que habían tenido, estaba incluido el VIH. Este tratamiento actualmente se lo conoce como biomagnetismo, y  está considerado como una ciencia, también consta en el pensum de varias universidades  de medicina de Norte América.

Soy de las personas que me eduque con toda la información supuestamente científica que nos transmitían las organizaciones  GLBT que hicieron tremendo negociado con la causa  VIH SIDA.  Por los contactos personales que tenía con varios infectados siempre me preocupé  porque no hubiera más gente afectada,  no solo con este virus, sino con varías infecciones de transmisión sexual, incluso ante la falta de información sobre este tema,  cree una sección en País Canela que hablara sobre cómo prevenir este tipo de enfermedades para la población en general. ( Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual )

Había investigado todo tipo de ayudas para personas viviendo con VIH, pero, tal como nos informan los medios oficiales, estaba convencido que era una enfermedad incurable.  Lo único que podía dar es concejos de cómo seguir el tratamiento, alimentarse bien, hacer ejercicio y practicar una sexualidad segura y sana.

Luego de que Emilio Guayasamin  obtuviera  mi confianza, ya  que es muy difícil ganarla, debido a que muchos males ya me  han causado  varios de los que se han comunicado  conmigo solicitando aparentemente  ayuda, conocí a su padre,  Gustavo Guayasamin.

Fui a donde Gustavo llevando a  un paciente con VIH que tenía un tipo de Herpes que le había avanzado por su espalda.  Al poco tiempo   los resultados de su recuperación fueron notables.  Pero no le hice el seguimiento.

Gustavo ofreció atender  gratuitamente a personas viviendo con VIH para que comprueben como este nuevo tratamiento mejoraría notablemente su salud, incluso les eliminaría el supuesto VIH de su cuerpo.  Enseguida  promocione esta oferta en País Canela, sin ofrecer a nadie  la cura, sino que se hicieran el tratamiento para mejorar su salud.

Varios de mis conocidos y lectores acudieron a su consultorio. No pude realizar ningún tipo de seguimiento porque mi situación laboral me mantenía sumamente ocupado.

Al poco tiempo tuve que eliminar el anuncio de  País Canela, porque no faltan los abusivos, que como siempre en su mayoría pertenecen a estas organizaciones que aducen trabajar en la prevención del  VIH SIDA.  Uno de estos líderes estuvo ofreciendo él tratamiento  y cobrando con antelación
$ 20 por consulta, los enviaba al consultorio, sin que 
 Gustavo supiera que otro estaba ganando a costa de su trabajo y conocimiento

En ese entonces,  otro conocido mío  que era consejero en VIH SIDA había estado pidiendo dinero en mi nombre aduciendo que es para ayudar a personas viviendo con este virus.

En el año 2012  volví a tener contacto con Gustavo Guayasamin , en el cual el por primera vez me enteraba por boca de alguien que había estado investigando profundamente la teoría  que hasta la actualidad no hay una prueba científica que demuestre que el VIH existe.Efectivamente, me dedique a investigar a fondo sobre el tema , no solamente de los  que presentan esta teoría como conspiradores o disidentes del VIH SIDA, sino de  médicos, científicos, premios Nobel, gente que le habían dado resultados positivos y luego resultó que eran negativos, o incluso doctores que les diagnosticaron esta enfermedad y jamás tomaron ningún medicamento. Basta ver  y  analizar el documental “LA CASA DE LOS NUMEROS.




Gustavo, me pidió que trajera personas viviendo con VIH  que estén dispuestos a realizarse el tratamiento  gratuito y que luego de eliminar gran parte de virus, parásitos y bacterias de su cuerpo, él les diría cuando dejar los antiretrovirales.  El objetivo era publicar las mejorías que el biomagnetismo proporcionaba a las personas viviendo con VIH.

Puse nuevamente el anuncio en País Canela y decidí esta vez yo mismo  realizar el seguimiento.  A la primera llamada llevé  13 personas de las cuales, solamente yo sabía que tres no tenían VIH. Gustavo creía que todos eran VIH positivos. 

Cuando les hizo pasar a la camilla de uno en uno, tan solo con poner un imán sobre la glándula Timo y otro en otra parte del cuerpo,  en base a una reacción que generalmente se da en el ensanchamiento de una pierna, él supo con precisión  quien quién era  y quién no era VIH positivo.



No creo que haya sido tanta coincidencia para que no hubiera ningún rango de error.  Primera vez que experimenté personalmente  un test  rápido para comprobar si una persona tenía el VIH o no.

Desde ese momento me dedique a investigar seriamente sobre el biomagnetismo y también sobre la información que varios médicos y científicos están divulgando, que el VIH  no existe, y que la gente si muere por inmunodeficiencia debido a diferentes causas pero no a un virus cuya existencia no ha sido demostrada científicamente.

Toda la información que he recopilado en casi tres años de investigación la puse en el blog VIH SIDA, NEGOCIO INFAME  donde constan, artículos, documentales, vídeos , documentos y estudios que tratan sobre este tema.

Fue tal el impacto de este blog, que decidieron bloquearme justamente los vídeos donde hablaban científicamente sobre el tema.  Priman los intereses farmacéuticos. No estoy en contra de la medicina, pero por los negocios que he visto que hacen las ONGs en VIH SIDA, estoy convencido que este tema si es un negociado más del cual se beneficiaron económicamente  sobre todo los activistas GLBTI en VIH SIDA que nos vendieron a esta causa.

Algo que es incomprobado en el discurso de los activistas que reciben financiamientos y auspicios por la causa VIH SIDA, es que si dejas de tomar los antiretrovirales, mueres.  A mis pacientes no les pasó absolutamente nada,  más bien, su salud y apariencia mejoró notablemente. Tan solo uno de ellos, por miedo que le habían inducido bajo este discursó, siguió tomando los antirretrovirales, pero igualmente al resto, su apariencia mejoró y recuperó la movilidad en sus manos que las tenía atrofiadas.

Recuerdo el caso de uno, que llego con VIH y además con pequeñas verrugas en su cara debido al Virus del Papiloma Humano,  estaba con  tratamiento antirretroviral y se lo notaba sumamente débil.

Después de dos meses  yendo una vez por semana,  su estado físico mejoró  totalmente. Iba a las citas en bicicleta, las verrugas habían desaparecido y dejó de tomar los ARV.  Su salud hasta ahora esta fantástica.


Un muy buen amigo mío del cual conocía su caso ,  vivía tomando los ARV por cinco años, los efectos secundarios le causaban muchas molestias.  Luego  de que Gustavo Guayasamín le dijera que es hora de dejar  los ARV, él lo hizo.  Su salud mejoró grandemente y también engordó. El color medio extraño de la piel que  tienen los que toman ARV, desapareció. En la actualidad, él  es otro de los convencidos de que le  dieron una prueba que no correspondía a su realidad con tal que se adhiera a tomar una medicina por el resto de su vida. 



Tengo hasta ahora el resultado de un amigo, que luego del tratamiento, se fue hacer de nuevo la prueba y le salió que no tenía.


                                        En el año 2010 esta prueba salió que era positivo.

Pero también, no falta quién se aprovechó del tratamiento y que a pesar de que   tuvo excelentes resultados lo denigró a causa  de que su sueldo provenía de la causa VIH SIDA, él  empezó hablar mal del biomagnetismo. 

Parecía coincidencia, que cada vez que yo  llegaba a su sitio de trabajo donde él daba consejería sobre VIH SIDA se le  escuchaba en voz alta  decir  – No le estarán haciendo caso al Francisco Guayasamin creyendo la bobería  del biomagnetismo .

¡Sorpresa! Cada vez que iba donde Gustavo, él estaba haciéndose el tratamiento. No tenía VIH,  no tomaba los antiretrovirales, pero ante el resto, seguía aparentando ser una  Persona viviendo con VIH. Pero así funcionan los que subsisten del negociado del VIH SIDA,  Según este caso - Tengo seguir puteando al Francisco Guayasamín para dar mayor credibilidad a mi heroico activismo .

Ante los buenos resultados que tuvimos en esta experiencia, el mensaje principal que dan  estos activistas faránduleros  es – “Si  la cura no viene de las fuentes oficiales que están en los Estados Unidos, no crean nada”. Como puede ser que  un médico ecuatoriano elimine cualquier tipo de virus utilizando solamente imanes.

Nuestros indígenas sabían que nuestro planeta era redondo y  que estábamos en la mitad del mundo miles de años antes que vengan los europeos. Pero en este caso, para estos  autodenominados  líderes defensores de nuestros derechos,  lo ecuatoriano no vale. Tenemos siempre que valorizar lo que viene de afuera,  porque justamente del dinero que viene desde afuera, les da para el buen vivir.

Incluso  un programa de Televisión  quiso denigrar  a Gustavo Guayasamin  presentando información falsa de cómo funciona el biomagnetismo. Al averiguar, lo habían hecho, porque, por supuesto, las farmacéuticas eran las principales auspiciantes de este programa.

A mí también me trataron  de desprestigiar esparciendo la idea de  que debido a la información que publico varios  lectores  de País Canela van a contraer  de adrede el VIH  y   transmitirlo.  Siempre los activistas  faranduleros GLBT  ecuatorianos  creen que los sexualmente diversos somos bien tontos. La mayoría de mis lectores y gente que me conoce, sabe que el mensaje principal mío y de País Canela ha sido  -“Siempre utilicen preservativos de buena calidad  y lleven una sexualidad sana, en la que no se hagan daño a sí mismos y no hagan daño al otro”. El sexo bien utilizado es fantástico, pero mal utilizado “mata”.

Lo más irónico es que algunos pedían  que en vez de buscar una ayuda para el fin de sus males, luchemos por el derecho a que la mariguana se legalice  para que pacientes con VIH SIDA  puedan fumarla, y según ellos aliviar su dolor.  No se sorprendan el  porqué  hay varios activistas GLBTI en VIH SIDA son adictos y  varios de ellos crónicos.

En mi caso personal, lo irónico de esto, era que yo estaba muy enfermo, en casi cuatro meses que estuve acompañando a los otros para su  tratamiento, no me pude atender.  Mi historia es otra de las cuales la ciencia  también  se equivoca.

Haciéndome las pruebas de rigor en la Cruz Roja, pusieron cara de espanto al ver mis resultados y   darme la mala noticia. Tenía, según el resultado  una sífilis avanzada de la cual, según los informantes, no se podía hacer nada. Con cara de resignación me condenaron a morir más loco de lo que soy  con espantosos dolores en mi cuerpo.

Como no tengo seguro social,  tuve que gastar mucho dinero en doctores especializados, medicamento para sífilis, y un largo etc, etc, etc … tragándome solito la pena de esta enfermedad, tratando de detener su avance para alargar  el día de mi muerte.

En el  2010  llevé a una persona que necesitaba ayuda  a la Fundación Eudes,  pedí ayuda al Doctor Edgar Zuñiga, que prestaba su labor allí.  Al analizar bien mi caso  me dijo – Tus síntomas no son sífilis, es un tipo de Herpes. 

Luego de  realizarme los exámenes,  efectivamente los resultados para sífilis salieron negativos y tenía Herpes II. Si las pruebas para Sífilis fallan, como no van a fallar las del VIH.

Debido a que no me hice el tratamiento rápido y me estaban  dando  medicación para una enfermedad que no tenía, el Herpes avanzó que me ataco los nervios de la pierna, por eso tenía fuertes dolores, que yo los confundía con el avance de la otra enfermedad.

El Dr. Zuñiga me ayudo con medicamento y me recomendó tomar esa medicina mensualmente.
A pesar del tratamiento el dolor de la pierna seguía siendo insoportable. 
A veces me sentaba, y para volver a pararme era un acto de tremenda valentía porque el dolor era insufrible. Caminar se me hacía difícil.
Al final del 2012 cuando ya la mayoría  de pacientes mejoró con el biomagnetismo, le pedí a Gustavo que me ayude.  Gustavo me escaneo todo el cuerpo con los imanes, y efectivamente descubrió que lo que me atacaba a la pierna era un tipo de Herpes.  Me hizo el tratamiento, y  no creo que haya sido sugestión. Al llegar a casa, luego de sentarme, era doloroso volver  a pararme, .Me levante  y camine normalmente. Sentí que el dolor había desaparecido en un 80% .

En mi caso, me quede aún más sorprendido, cuando Gustavo tan  solo con el movimiento de imanes sobre mi cuerpo supo que  en mi juventud había tenido el Estafilococo Phiogens , un virus que ataco a mi oído y casi lo pierdo. También sin preguntarme,  Gustavo sabía que sufría de convulsiones debido a un tipo de virus extraño que tenía en la parte posterior del cuello.

Luego de unos tres tratamientos con el Biomagnetismo, el dolor desapareció totalmente y hasta el día de hoy  no he tenido ningún problema y he dejado de tomar los medicamentos. Ahora me movilizo la mayor parte del tiempo en bicicleta.

Cuando uno experimenta  los beneficios de este tratamiento,  trata de que más gente que ha sufrido este tipo de enfermedades lo conozca debido a que  nadie nos gusta estar enfermos, peor tener dolores constantes en nuestro cuerpo.

Lo malo es  que como el VIH sigue siendo una enfermedad estigmatizada, todos los que recibieron este beneficio no quisieron divulgar esta experiencia públicamente. Entiendo sus circunstancias, porque además era el hecho de  revelar que son homosexuales, este último aspecto les traería más problemas. En nuestro país a pesar de los grandes avances que se siguen dando en el tema,  ser homosexual y además tener VIH  sigue siendo causa de polémica y discriminación.

En mi caso,  como yo soy visible,  decidí agradecer a Gustavo Guayasamín por todo lo que ha hecho y  divulgar a todos los que pueda  sobre este maravilloso tratamiento que tanto bien nos ha hecho.

Aclaro que Gustavo Guayasamín  no es familiar mío, y no recibo ningún beneficio económico por esto, más bien fui estafado por su hijo Emilio Guayasamin conjuntamente con su pareja cuando teníamos el Canela Bar de la cual la denuncia aparece en País Canela – Sección Denuncias,  pero esto no afecta para nada la buena imagen que tengo de su padre que es todo un señor.  Tampoco estoy recomendando solamente  a Gustavo. Pueden ir a cualquier profesional que este acreditado para esta práctica.


1 comentario:

Ecuador Gay Tours dijo...

Para las personas que viven en Quito les recomiendo a

GUSTAVO GUAYASAMIN
Lugar: Carlos Ibarra 176 y Av. 10 de Agosto, Edificio Yuraj Pirca Piso 11, Quito - Ecuador
Teléfono: +593 2 2584 020
Celular: +593 9 9773 5036
Email: guayasamin.g@hotmail.com
Terapias: Biomagnetismo, Bioenergética
Idioma: Español

Aclaro que no es pariente mió, El fue quien me introdujo al mundo del biomagnetismo.
Estoy convencido por experiencia propia de que cura muchas enfermedades y es un sistema científico.